Empezamos el viaje...

Lilypie Waiting to Adopt tickers

domingo, 6 de mayo de 2012

FELIZ DÍA DE LA “SUPERMAMÁ”

El miércoles celebramos por anticipado el día de la madre (y la hija). Pasamos el día en Benidorm como en nuestros mejores tiempos. Nuestro paseíto por el centro, nuestra porción de pizza en el mismo sitio de siempre, las entradas a los probadores  las dos juntas para no comprarnos nada, los paseítos cogidas como dos lesbianas enamoradas, en fin, nuestras cosas...
Para empezar el día y sabiendo que no íbamos a estar juntas el domingo (día oficial de la “madre”), le regalé a mi “mam” un paquetito del que adjunto fotos con un libro y una camiseta. No solemos celebrar estas “festividades” en mi casa., pero este año me encontré el libro en una de mis frecuentes visitas a la zona de literatura infantil de la Fnac y no pude resistirme.
La camiseta, cosida por mi sólo pone: “curo la mamitis aguda”. Para quien no lo entienda y, por lo menos en mi casa, la mamitis es tener mono de madre, mimos de sofá, abrazos, cotilleos, pipas, programas cutres de TV, etc. Eso es la mamitis y eso es lo que tengo yo muy a menudo. Mi madre es una curandera de mamitis profesional y por eso decidí ponerle ese mensaje y no otro.
Por otro lado el libro se llama “Así te quiero, mamá” y dice así:
“Te echo de menos…cuando no estás”
“Te consuelo siempre que el mundo te lastima”
“Estoy cerca cada vez que intentas ir a la luna”
“Te aplaudo cuando haces algo increíble”
“Te comprendo cuando no me entiendes”
“Trato de darte todos los gustos”
“Permanezco en silencio cuando no quieres hablar conmigo”
“Te escucho cuando quieres decirme algo”
“Te veo siempre guapo”
“Me gustas cuando te sientes monstruo”
“Te busco cuando ni tú mismo sabes dónde te encuentras”
“Te calmo cuando te asustas”
“Te protejo cuando te sientes muy pequeño”
“Sostengo tu mando cuando te duele el alma”
“Te acompaño para que no estés solo”
“Te doy impulso cuando la vida te frena”
“Te salvo si estás a punto de caer”
“Te ofrezco mi corazón cuando el tuyo está roto”
“Así te quiero y así te querré siempre”

Nada más leerlo, mi madre (con la lagrimilla asomando)  me confesó que ella, de camino a Benidorm (conducir sola da para mucho), iba pensando en lo mismo; en que sería de ella si yo no hubiese nacido. ¿Quién no se emociona al escuchar algo así? Pues nada, las dos lloronas de camino a nuestros super-macho-dentista íbamos llorando y chorreando rimel (ese que nos ponemos solo en actos importantes: Nochevieja, visitas al dentista, etc.)
Al oír la frase de “que sería de mí sin ti” yo le conté el spot del Banco Sabadell de Arzak e hija en el que el padre le dice textualmente a su hija Elena:
“Yo tengo 69 años. Si no fuese por ti pues… seguramente… A lo mejor no estaba.” (Me encanta esta frase, como la dice, lo que significa...)
Y es verdad que muchas veces los hijos agradecemos a los padres el habernos dado la vida. Si no fuese por ellos y por ese momento justo, no estaríamos aquí. Les damos las gracias siempre, pero, en ocasiones, los padres también nos deben la vida pues sin nosotros quizá no habrían tenido la fuerzas para luchar en determinados momentos. Oírlo hizo que se me pusieran los pelos de punta.  

Cuando me volvía hacia Alicante yo sola me fui escuchando dos canciones de Serrat. Una es la de “Que sería de mí sin ti” y la otra “Hoy puede ser un gran día”. El título de la primera deja bastante claro el motivo de mi elección. La segunda es en referencia muchas de las frases del libro. En mi casa la hemos escuchado y cantado millones de veces pero recuerdo una realmente especial. Era el principio de verano de 2002. Yo acababa de tener mi primera decepción amorosa y estaba en una fase de identidad personal bastante complicada. Mi madre se había ido a trabajar y cuando me levanté tenía una nota en la puerta del tocadiscos. Creo que ponía algo así como “Ponlo en marcha y escucha bien la letra”. Escuché como Joan Manuel vocalizaba cada fonema y cuando terminó la canción mi corazón y mi autoestima se habían reencarnado totalmente.
En fin, qué sería de mí sin ti (y viceversa).
Feliz día de la supermamá!!!
















3 comentarios:

pau dijo...

que bonito lucía!!!a mí también me ha hecho que pensar el anuncio del arzak...no digo del banco....por que soy contraria a el..jajaja
bikos
pau

Anónimo dijo...

Quiero que todos los que lean este blog sepan que es mi hija la que dice cosas tan bonitas sobre mi, y que estoy que no quepo en el sillón, pero no es ni más ni menos lo que hacemos todas las madres.
Gracias por estar ahí.
La madre de Lucia.

Enrique Tarragó Freixes dijo...

Una entrada preciosa, Lucía.
Te extrañaba pues ya hace mucho tiempo que no escribes y como un "bicho" me ha echado de Facebook, (aunque lo reparen no creo que vuelva) y con ello, para pena mía, ya no puedo seguirte allí.
Me encantaría que te apuntases a Google+ que es donde me he refugiado y así poder seguirte de modo mas seguro.
Un abrazo-e muy fuerte