Empezamos el viaje...

Lilypie Waiting to Adopt tickers

domingo, 12 de agosto de 2012

REACCIONES


Sé que estoy embarazada desde las 8 semanas pero, sin embargo, no quisimos decirlo hasta los 3 meses de gestación por motivos puramente médicos.
No fue fácil. Como viene siendo ya costumbre debe ser que tomamos decisiones bastante extrañas porque desde hace año y poco siento que lo que hago esta bien PERO….Siempre hay un “pero” o un “podríais hacerlo así o asá” que prevalece ante cualquier celebración o alegría. Pero bueno, eso es así y no podemos entrar a juzgar las formas de cada uno (sólo en el aspecto en que nos afecte más o menos a nosotros)

A veces la gente se deja llevar por la emoción y la espontaneidad. Sin embargo a otras sus pensamientos negativos (que habría que investigar de donde vienen) suprimen cualquier ápice de posible alegría por el prójimo.

Desde que “garban” es tema oficial hemos podido presenciar reacciones ante la noticia como:
- Gritos en medio de la calle con una sonrisa de oreja a oreja por una persona que crees contenida en manifestaciones emocionales y que te deja gratamente sorprendida.
- Ojos vidriosos que esconden los verdaderos sentimientos de esa persona hacia ti y que quizá nunca se verbalicen.
- Lagrimas a borbotones por las mejillas de personas que son, sin duda, tu familia, por muy diferente que sea la sangre que corre por nuestras venas.
- Silencios desagradables sin ninguna felicitación y con tu consecuente descoloque.
- Comentarios tales como “sabia que os cansaríais de esperar”.
- Compañeros de trabajo que te cuidan como si fueras la joya de la corona y que apenas te conocen 8 meses.
- Felicitaciones tan sinceras que hacen que los ojos que se llenen de lágrimas sean los tuyos
- Felicitaciones encorsetadas, frías y obligadas.
- Caras de sorpresa e incredulidad que revisan la foto del ecógrafo una y otra vez para asimilar semejante noticia.
- Preguntas y  dudas inmediatas acerca de la adopción que nos ENORGULLECEN tremendamente al darnos cuenta de lo implicado que está ya todo el mundo con nuestro proyecto.
- Ataques de risa incontrolables.

Dentro de que las malas reacciones te dejan huella (y más a gente comecocos como yo) me obligo constantemente a quedarme con palabras tan bonitas como las que nos han dedicado muchas personas estos días y que, a pesar de mi inseguridad, creo que son reales y sinceras:

“Siempre he pensado que ibais a ser muy buenos padres, tenéis muchos valores y valéis millones”
“Muchas veces la vida te sorprende, es bonita y ni te lo esperabas. Es tan bonita que vas a ser madre. Lo vas a hacer genial”
“Pero…¿estas embarazada? Ay! Que lloro… ¿y el otro peque que está por llegar?”
“Me está saltando la lagrimica de ver la ecografía! Que madraza vas a ser”
“Para cuando? Que alegría! Se me saltan las lágrimas…que bonito!!! Cuanto me alegro! Yujuuuuu!!!

Y es que, aunque luego todo el mundo juzgue y no sea tan buena madre como creen, sólo por escuchar y leer frases de apoyo como estas, merece la pena intentarlo.




2 comentarios:

Sole dijo...

iujuuuuuuuu!!!

Enrique TARRAGO FREIXES dijo...

No dejes de escribir nunca, ángel Lucía.
Eres única, querida amiga-e.